Ensayo sobre comunicación y evolución

Un proceso radical en la evolución terrestre

          Un gran relato se convierte en la inferencia que revela el acto comunicativo, una teoría sistematiza el proceso comunicativo; he aquí, dos postulados que giran en  forma de paradigmas universales para dar entendimiento a la génesis de la comunicación.

          Antes de presentar ambos postulados es necesario resaltar que: “la comunicación es una modalidad de interacción mediante señales significativas” (Serrano, 2007, p.9)

          El relato de La creación es uno de los postulados, bíblicamente expone el origen del primer acto comunicativo cuando Dios interactúa con Adán; el primer hombre de la tierra, en el momento que éste desobedece, al comer del árbol de la vida: “Más Jehová  Dios Llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y el respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo…” (Génesis 3:9-10, 1960, p.2).

          El segundo postulado se basa en La teoría de la evolución  el cual explica mediante dos dimensiones el inicio de la comunicación y su naturaleza. La primera dimensión es la hominización: “la transformación de los ancestros primates en seres humanos” (Serrano, 2007, p.XV). La segunda dimensión es la humanización: “la conversión de la sociedad según naturaleza, en sociedad según cultura” (Serrano, 2007, p.XV).

           Podemos ver que si nos posicionamos en el relato de La creación desplazaríamos la primera dimensión que sustenta el devenir evolutivo de la comunicación humana, es decir, la hominización. En contraposición, si creemos fielmente a  La teoría de la evolución, las complicaciones lógicas se desvanecen en la razón cognitiva del hombre. Entonces  la incongruencia  de la atribución del origen de la comunicación se reduciría a un debate mítico y científico.

          No obstante,  los dos postulados nos permiten escudriñar lo importante que ha sido el desarrollo comunicativo entre las especies terrestres desde sus inicios.

          Estas investigaciones  han sido producto del estudio sobre las  distintas señales, códigos y signos que realizan los actores de la comunicación, es decir, del emisor y del receptor que durante el acto comunicativo se van intercalando de posición, en otras palabras, el emisor pasa a ser receptor o viceversa. A su vez este acto puede realizarse entre miembros de una misma especie o miembros de una especie diferente “Los seres Humanos y algunos animales tienen la capacidad de utilizar la información para hacerse indicaciones los unos a los otros. Todos ellos son Comunicantes.” (Serrano, 2007, p.70).

           Cabe mencionar que la  comunicación es una interacción comunicativa; cuando el contenido informativo de las señales son atribuidas al emisor; en cambio cuando las señales se le atribuyen al receptor son una interacción significativa.

          Estas interacciones se realizan por medio de especializaciones expresivas  que están provocadas por especializaciones perceptivas entre los actores de la comunicación que hacen brotar sus capacidades comunicativas  dentro del ecosistema.

          Es pertinente mencionar que la humanización como acto de integración sociocultural del individuo racional es la diferencia notable de la especie humana a la especie animal, hecho que no impide el progreso evolutivo de la comunicación. Al contrario, amplia la visión del ejercicio comunicativo.

          Sin embargo, esta diferencia implica  que en la comunicación interespecifica las técnicas biológicas y físicas son distintas, ejemplo de ello es la prueba gramatical y verbal de las palabras en los datos o ideas informativas por parte de la comunicación humana. Al mismo tiempo, tal capacidad técnica permite que la comunicación humana elabore nuevos mecanismos comunicativos no biológicos debido al poder inventivo y creativo que identifica al ser humano, ya que este puede analizar, descodificar, integrar y entender los procesos comunicativos. Tal capacidad  cede al área de lo tangible científicamente, es decir, “la incorporación de la comunicación  al espacio teórico de los conocimientos verificables” (Serrano,  2007, p.286).

          Por otra parte, podemos resaltar que la comunicación humana trasciende a lo desconocido e inexplicable del universo referencial de la comunicación con la intención de entender la ambigüedad de las cosas mediante la creación de instrumentos informativos que no sean enigmáticos para tratar de descodificar lo que no  tiene muchas veces significado, pero que le es novedad al hombre  proporcionándole  un desarrollo socio industrial comunicativo, en otras palabras, se incorpora a lo inefable del universo comunicativo, según Serrano “ es uno de los factores que pone la industriosidad, los útiles y la organización del trabajo humano, al servicio de la producción de objetos destinados a usos comunicativos” (Serrano, 2007, p.273).

          Finalmente, podemos indicar  que la comunicación ha sido un instrumento radical en los procesos evolutivos de las especies terrestres. Ella funciona paradójicamente como un factor de semejanza y diferencia entre los seres humanos y los animales. Además, genera nuevos sistemas de integración que sirven como herramientas fundamentales en el desarrollo sociocultural  del hombre.

 

 

 Bibliografía

  • Cipriano de Valera (1960) La Santa Biblia Edición de promesas: Miami, Florida: Unilit, Sociedades Bíblicas Unidas.
  • Serrano, M. (2007) Teoría de la Comunicación. La Comunicación, la Vida y la Sociedad. Madrid: McGRAW-HILL/INTERAMERICANA DE ESPAÑA.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: